Política de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideraremos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 

Aceptar

NUEVA GHD CHRONOS - Descúbrela
BC GALICIA 2024 - 3 y 4 de marzo - Congresos de negocio y formación para profesionales de la estética
Bewellty > Actualidad > Lansinoh

Ser madre

Anquiloglosia: conoce cómo puede afectar a la lactancia

Laura Lázaro, responsable de marketing de Lansinoh España, nos cuenta qué podemos hacer si nuestro bebé padece este problema


06/06/2022

madre dando lactancia bebe

El frenillo lingual corto o anquiloglosia es un defecto congénito bastante común. Ello impide los movimientos normales de la lengua en los bebés, no pudiendo succionar bien cuando se les amamanta.

Laura Lázaro, responsable de marketing de Lansinoh España, nos cuenta qué podemos hacer si nuestro bebé padece este problema.

El frenillo lingual es una membrana que consiste en una red de fibras que conecta la lengua con el suelo de la boca. Cuando es demasiado tensa, puede llegar a restringir los movimientos de la lengua del bebé y ello dificulta la lactancia materna.

Hay soluciones a ello, como el procedimiento quirúrgico frenotomía, basado en espaciar esta membrana para que libere la lengua de la base de la boca y hacerla más móvil.

Una de las soluciones que se usan son las pezoneras, especialmente si tienen pezones planos o invertidos, pues un pezón que no sobresale hace más difícil el enganche. A medida que el pezón se vuelve más flexible, la pezonera ya no es necesaria.

La mitad de los bebés con esta peculiaridad pueden amamantar sin dificultad, pero en la otra mitad, la anquiloglosia puede ser sinónimo de succión difícil, problemas en el aumento de peso del bebé o en la madre, pezones con lesiones dolorosas, a veces muy profundas y sangrientas.

El dolor en el momento del agarre al pecho o durante la toma es una de las principales razones para el cese temprano de la lactancia materna: "Son muchos los factores que pueden estar causando esta situación, desde obstrucciones a mastitis, abscesos o candidiasis mamaria", según Laura Lázaro, responsable de marketing de Lansinoh España.

Con la anquiloglosia, la madre puede tener los pezones doloridos, dañados e irritados, también deformados o decolorados inmediatamente después de succionar.

pezonera caja azul

Además, en el bebé, se aprecia una movilidad restringida de mandíbulas y lengua, dificultad para agarrar y succionar de forma profunda el pecho y tomas interrumpidas por cansancio debido al esfuerzo por extraer la leche, en ocasiones muy frecuentes y/o muy largas.

Otra de las soluciones que se usan son las pezoneras, especialmente si tienen pezones planos o invertidos, pues un pezón que no sobresale hace más difícil el enganche. A medida que el pezón se vuelve más flexible, la pezonera ya no es necesaria.

Según la experta, pueden ser utilizadas como una herramienta efectiva en el corto plazo para apoyar a las madres a amamantar, siempre bajo la supervisión de un profesional de la salud. El diseño de nuestras pezoneras promueve además el contacto de la piel madre-bebé con una funda protectora para un almacenamiento higiénico y conveniente, totalmente ultrafina, súper suave, flexible y 100% silicona.

 
Más información

  • Comparte este artículo
  • Enviar a un amigo
  • Compartir en WhatsApp
NUEVA GHD CHRONOS - Descúbrela

 

Descarga el catálogo 2024 de Perfect Beauty
BC GALICIA 2024 - 3 y 4 de marzo - Congresos de negocio y formación para profesionales de la estética
NUEVA GHD CHRONOS - Descúbrela
Descarga el catálogo 2024 de Perfect Beauty